Ahora que llega el frío nada nos apetece más que prepararnos una taza caliente de té y sentarnos con una manta a leer un buen libro o a ver nuestra serie favorita, un capítulo tras otro. Existen muchos tipos diferentes de té, aunque puede que por costumbre recurramos siempre al mismo, lo que puede hacer que llegue a cansarnos o que optemos por otras bebidas calientes que nos resulten más atractivas. ¿Quieres darle un toque diferente a tus infusiones este otoño y disfrutar de sabores únicos? En Miel LAPUELA tenemos el secreto: añádele miel y prueba recetas originales para no cansarte nunca. En nuestro post te vamos a dar algunos maridajes ideales para prender la chispa de la creatividad y que domines el arte del té con miel, ¿empezamos?

Beneficios del té con miel

El té con miel es una bebida ideal para cualquier época del año, aunque apetece más tomarlo cuando llegan los meses más fríos. Se trata de una bebida que combina ingredientes naturales repletos de beneficios para nuestra salud. Por un lado, el té es una gran fuente de antioxidantes, que además aporta hidratación al organismo y posee un efecto diurético que nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Además, al no tener calorías ni grasas, es un complemento ideal para aquellas personas que quieren bajar de peso o mantenerlo. 

Por otro lado, como ya hemos contado en muchas ocasiones, la miel es un alimento con multitud de propiedades beneficiosas. Lleva siglos siendo valorada por sus propiedades antioxidantes, que ayudan a cuidar del corazón y las arterias, así como su poder antibacteriano y antiinflamatorio, tan importante para ayudar a combatir las molestias de garganta tan propias de esta época. Por lo tanto, si aunamos ambos elementos tendremos una bebida sana, natural y que nos ayudará a mantener un estilo dde vida más saludable.

¿Qué té preparar con miel?

Ahora que ya sabemos por qué es bueno tomar té con miel, la pregunta es: ¿qué té elegir y con qué variedad de miel combinarlo? Existen tantas recetas posibles que a veces cuesta decidirse por una, pero en Miel LAPUELA queremos ayudarte con tres maridajes perfectos que estamos seguros de que te encantarán.

Té de canela con miel de castaño

Si por algo destaca el té de canela es por su delicioso aroma. Esta especia tan conocida, no solo es un ingrediente clásico para los postres, además es buena para las digestiones, ayuda a aliviar las náuseas y los mareos, y es una buena aliada para disminuir las molestias menstruales. 

Esta infusión puede comprarse ya hecha, en bolsitas, o puede hacerse en casa: basta con hervir agua y, una vez alcanzado el punto de ebullición, añadir 2-4 palos de canela. Pasados un par de minutos, se retira del fuego y se deja en reposo, tapando el recipiente. En el caso de que sea comprada, basta con hervir el agua y añadir después la bolsita de té. La pareja perfecta para esta bebida es la miel de castaño. Su sabor suave cede todo el protagonismo a la canela, dándole un toque dulce que, gracias a sus notas saladas, no llega a empalagar. Además, su marcado componente amaderado parece estar hecho especialmente para ser la pareja de esta especia.

Té verde con miel de brezo y limón

Té verde con miel de brezo y limón

Quizá una de las variedades más conocidas y utilizadas, el té verde destaca por sus propiedades antioxidantes y su aporte de vitaminas y minerales al organismo, sin grasas ni calorías. Por lo que es una bebida muy utilizada por aquellas personas que están tratando de bajar de peso. Como esta infusión es energizante, te proponemos un desayuno ideal añadiendo miel de brezo y limón, ¡para empezar a tope el día! Para prepararlo, hierve el té durante un par de minutos y déjalo reposar, incorporando una cucharada de miel y unas gotas de limón, o el zumo de medio limón si no te importa el punto ácido de este cítrico.

Té de jengibre con miel de roble

El jengibre es un alimento que no falta en la cocina, especialmente en la repostería. Su característico sabor da un toque único a las recetas, con un puntito picante único. Este ingrediente lleva miles de años utilizándose gracias a sus propiedades medicinales que, según ha respaldado la ciencia, son varias: tiene poder antiinflamatorio, antioxidante, antibacteriano, ayuda a aliviar mareos y náuseas, así como a combatir el dolor de estómago y los gases, y contribuye a reducir el nivel de azúcar en sangre. 

¿Qué mejor que tomárselo en una deliciosa infusión? Para prepararla, pone a hervir el agua y, cuando esté en ebullición, incorpora un bulbo de jengibre de tamaño medio o dos pequeños. Puedes meterlo entero o trocearlo, como prefieras. Cuando haya hervido durante un par de minutos, retíralo del fuego y déjalo reposar durante 5 minutos. Después, cuela el té y añádele una cucharada de miel de brezo. Su sabor dulce, así como su aroma intenso, lo convierten en el complemento ideal para hacer esta infusión aún más deliciosa.

¿Qué te han parecido nuestros maridajes de té con miel? Estamos seguros de que estás deseando probarlos, o te han servido de inspiración para crear tus propias recetas originales. ¡Manos a la obra! Visita nuestra tienda online y elige las variedades que quieras para empezar a disfrutar de todos los beneficios y el sabor de infusiones deliciosas.

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 50€

X