Si ya has leído alguno de nuestros posts anteriores, sabrás que las colmenas de las abejas melíferas funcionan como un reloj. Cada una de ellas cumple sus funciones dependiendo de la jerarquía que ocupan en su comunidad y entre ellas se encuentra la más importante de todas: asegurar la supervivencia del grupo, produciendo descendencia. Aunque conocemos muchas cosas sobre este interesante insecto, hay una pregunta que no todo el mundo sabe responder: ¿cómo se reproducen las abejas? En nuestro post vamos a contarte todos los secretos sobre el tema, ¡y estamos seguros de que te sorprenderá!

 

¿Qué abejas se pueden reproducir?

Tenemos que empezar con un concepto clave, ya que no todas las abejas cuentan con madurez sexual y, por lo tanto, no todas pueden reproducirse. El papel protagonista lo tiene, sin duda, la abeja reina, cuyo único objetivo vital es reproducirse. ¿Sabías que puede llegar a poner hasta 2.000 huevos al día? Por esa razón, es la madre del resto de abejas que forman la colmena. Las obreras, a pesar de ser hembras como ella, no pueden cumplir esa función. Para conseguir que sea fértil y madure como debería, solo se alimenta de jalea real, un alimento que se produce con el fin de alimentar a todas las larvas durante sus 3 primeros días de vida, y al insecto real.

Por otro lado, los zánganos son los machos de la colmena y su objetivo vital es fecundar a la abeja reina. Por ese motivo, no cuentan con aguijón en su cuerpo. Además, una vez que han consumado el apareamiento, estas abejas se desprenden de su aparato genital y mueren. Los zánganos más fuertes que son elegidos para aparearse con la reina reciben el nombre de drones. Aquellos que no se hayan apareado, dejarán de ser alimentados por las obreras cuando vuelvan a la colmena.

qué es el vuelo nupcial de las abejas

¿Cómo se reproducen las abejas?

Tanto los zánganos como la reina se preparan toda su vida para cumplir con la misión para la que han nacido. La abeja real alcanza su madurez sexual a los 6 días de su nacimiento y los machos lo hacen entre 10 y 15 días después de ella. Para saber cuándo es el momento adecuado, ellos prestan atención a las feromonas que la reina desprende, ya que son las que indican que ha llegado la hora de la reproducción.

La reina sale de la colmena en solo una ocasión en toda su vida: para reproducirse. Aunque esto no significa que salga una sola vez, puede llegar a repetir el apareamiento entre 3 y 5 días, hasta que consigue la cantidad de espermatozoides necesaria para asegurar la supervivencia de la colmena. Puede llegar a almacenar en su espermateca, un depósito que se encuentra en su abdomen, hasta 5 millones de espermatozoides. Después de cada apareamiento, vuelve a la colmena y pone los huevos. Algunos de ellos estarán fecundados y de ellos nacerán obreras y la próxima reina. Otros no estarán fecundados y de ellos nacerán zánganos.

 

¿Qué es el vuelo nupcial?

Y ahora centrémonos en cómo se reproducen realmente, ¿cómo se aparean las abejas? Como te hemos contado, cuando la reina está lista para la cópula, sale de la colmena. Tras ella salen los zánganos y da comienzo el vuelo nupcial. Se trata de un tipo de apareamiento que se realiza en el aire, en pleno vuelo y a una altura aproximada de 700 metros. En este vuelo de fecundación la abeja reina copula con 15-16 zánganos y va llenando su espermateca tras lo cual, como hemos visto, vuelve a la colmena. Es posible que no tenga que volver a salir, o quizá tenga que repetirlo pero, en cualquier caso, irá poniendo los huevos y el ciclo de vida de la colmena comenzará de nuevo.

 

¿Qué te ha parecido esta apasionante parte de la vida de las abejas? No solo producen una miel deliciosa, además se trata de insectos con una organización y una forma de vida que no dejan de sorprendernos. ¿Ya conocías cómo se reproducen las abejas? ¿Habías escuchado hablar del vuelo nupcial? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡te leemos!

 

 

 

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 50€

X