Seguro que a la hora de comprar miel te has fijado en otro producto que te ha llamado la atención: el polen. Aunque la gran mayoría sabe lo que es, es el gran desconocido de la colmena en lo que a alimentación se refiere. ¿Sabías que el polen es un excelente suplemento nutritivo? En nuestro post haremos un repaso a sus magníficas propiedades y te daremos 4 ideas para incorporarlo en tu dieta.

Propiedades nutricionales del polen

En primer lugar, recordemos qué es el polen. Estas pequeñas pepitas doradas se encuentran en las flores y son una parte esencial en su reproducción. Las abejas lo recolectan para alimentarse, amasándolo y mezclándolo con el néctar de las plantas. El resultado son unas bolitas redondas, de forma irregular y de color dorado, con diferentes tonalidades de amarillos y ocres. Al ser un elemento vital para las abejas, en Miel LAPUELA solo cosechamos el excedente que no van a consumir

Como os contamos en nuestro post sobre las propiedades del polen, es un magnífico suplemento nutritivo gracias a su composición cargada de nutrientes. Aunque diferirá en función de la planta de la que proceda, en líneas generales podemos decir que contiene aproximadamente un 40% de azúcar, un 20% de proteínas y un 2% de grasas. Además, es rico en vitaminas A, B1, B2 y B6 (entre otras), antioxidantes, minerales y sustancias bioactivas, como flavonoides y fitoesteroles. Es decir, es un aliado perfecto para tener una alimentación saludable. Debemos mencionar que, para notar los efectos positivos de este complemento es necesario tomarlo asiduamente. Además, se recomienda tomarse un pequeño descanso una vez al año, dejando de tomarlo durante unos días.

 

4 formas de tomar polen

Una de las formas recomendadas de consumir polen es tomando una cucharada sopera (aproximadamente 10 g.) en ayunas, masticándolo bien para facilitar su absorción. Si prefieres hacerlo de manera más creativa, te proponemos 4 modos de introducirlo en tu alimentación.

 

En bebidas calientes o frías

La forma más común y sencilla de tomar polen es incorporándolo a las bebidas, ya sean frías o calientes. Si quieres tomarlo a primera hora de la mañana, puedes diluirlo en una infusión o en el zumo, así disfrutarás del aporte de energía extra desde el principio de tu día. Pero si cuando más lo necesitas es a media mañana o media tarde, puedes añadirlo a un té o un smoothie. Si prefieres las bebidas frías, puedes prepararte una botella con agua, polen y unas gotitas de limón o naranja para darle sabor. Puedes llevarla contigo y mantener la hidratación con un extra de vitaminas y minerales.

 

En el postre

Puedes añadir polen a tu postre, ya sea en el almuerzo o en la cena de manera muy sencilla. Si sueles tomar yogur, bastará con que le añadas un pequeño puñado. Para no cansarte, puedes variar el sabor del lácteo y descubrir qué combinación es la que más te gusta. También puedes cambiar el yogur por queso batido o cuajada, combina genial con ambos. Y si llega el calor, ¿por qué no ponerle un poquito de polen de abeja al helado? El contraste de texturas te sorprenderá.

 

En ensaladas

En lo que se refiere a las ensaladas, no hay reglas. Hechas al gusto de cada uno, pueden llevar todo tipo de ingredientes: frutos secos, fruta, semillas, legumbres… ¡y polen! Al añadirlo, estarás creando un plato cargado de nutrientes que lo harán aún más saludable. ¿Qué te parece hacer una ensalada de fruta con polen de abeja? Prepara un bol con las variedades que más te gusten, añádele una cucharada de polen y un chorrito de miel, ¿quién podría resistirse?

 

En el desayuno

Por último, puedes incorporar el polen en tu desayuno de más formas que en el té o el zumo. Por ejemplo, puedes tomarlo con tu tostada: tuesta el pan y añádele la mantequilla o margarina, la mermelada y una cucharada de polen, ¡crujiente y deliciosa! Y si eres más de cereales, añádelo a tu granola. La combinación de frutos secos, avena y polen te dará la energía ideal para comenzar el día. ¿Y si te animas a hacer unas barritas energéticas caseras con granola y polen? Si tienes una receta favorita, anímate a incorporarle un puñado y verás qué resultado tan delicioso.


Como ves, existen muchas formas de añadir este completo suplemento alimenticio a nuestra dieta para aprovechar al máximo sus múltiples beneficios. ¿Te animas a darle una oportunidad? Y si eres de los que ya lo han probado, cuéntanos en los comentarios cómo lo tomas tú.

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 50€

X