Nuestro ritmo de vida actual está tan lleno de actividades y compromisos, que el desayuno se ha convertido en uno de los momentos más importantes para poder coger toda la fuerza necesaria antes de salir de casa pitando. Uno de los alimentos que te darán esa energía es la miel: está cargada de nutrientes, vitaminas y minerales, además de estar deliciosa. Siguiendo la iniciativa ‘Desayuna con miel’, impulsada por  Asociación de Comerciantes y Envasadores de la Miel (Asemiel- Animpa) y cofinanciada por la Unión Europea, queremos darte 4 ideas para incorporar este alimento en tus desayunos. ¡Apúntate al reto y hazte mielenial!

 

Yogurt con fruta y miel

Esta primera propuesta que te hacemos es muy completa y pueden introducirse un montón de variaciones para no cansarte nunca. Además, es muy saludable y saciante. Elige el tipo de yogurt que más te guste, no hace falta que sea de sabor natural: puede ser de fresa, de plátano, griego, desnatado, sin lactosa, con bífidus, 0%… ¡el que tú prefieras! Añade la fruta de temporada que más te apetezca, cortada en dados o rodajas y, por último, añade un chorrito de tu variedad de miel preferida. Hay tantas variaciones posibles en esta receta que puedes disfrutar de una combinación de sabor diferente cada día, ¡imposible cansarse nunca! 

 

Tostada con queso fresco y miel

Si eres de los que prefieren un bocado salado en el desayuno, esta propuesta te gustará. Es muy sencilla y puede adaptarse a tus gustos y posibles alergias o intolerancias alimentarias, sin renunciar a todo el sabor. Elige el tipo de pan que prefieras: integral, de semillas, blanco, sin sal… corta un par de rebanadas y tuéstalas. Cuando estén listas, coloca unos trocitos de queso fresco y añádele un poco de miel por encima, de tu variedad favorita. Si quieres puedes añadirle también unas rodajas de pera, ¡para chuparse los dedos!

 

Smoothies de frutas y miel

Hay veces en las que vamos con el tiempo justo y tenemos que tomar algo rápido antes de salir corriendo por la puerta. Para estas ocasiones, nada mejor que hacer un smoothie o batido con fruta de temporada para ingerir todas las vitaminas y nutrientes que nuestro organismo necesita. Hay tantas recetas de batidos como puedan ocurrírsete, pero una base sencilla a la que añadir o quitar ingredientes es: yogur para beber o leche, 1 o 2 frutas diferentes cortadas en dados y un chorrito de miel, de la variedad que prefieras. Hay quien le añade otros alimentos menos convencionales, como zanahoria, apio o berenjena, o avena para conseguir un mayor efecto saciante. En definitiva, ¡no hay límite!

 

Bizcocho de mantequilla y miel

No podíamos acabar este post sin proponerte un desayuno perfecto para ocasiones especiales o para darte un capricho: nuestra receta de bizcocho de mantequilla y miel. Además de tener una preparación muy sencilla, es la forma ideal de disfrutar de una combinación de sabores perfecta para comenzar el día con mucha dulzura. Pero, ¡cuidado! Es difícil comer sólo un trozo. Si te gusta la repostería, puedes echarle un vistazo a las galletas de avena y miel receta fácil. Son el snack perfecto, no solo en el desayuno si no para picar en cualquier momento del día.

Esperamos que con estas 4 ideas puedas unirte al reto #15SemanasConMiel y te unas a los mielenials que empiezan el día a tope de energía para comerse el mundo. ¿Por qué no nos cuentas cuál es tu desayuno favorito? ¡Estamos deseando leerte!

ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 50€

X